REVISTA DE CIENCIAS Y HUMANIDADES DE LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES

Nº 1, Enero 2010

Aparte de otros contenidos, recoge cinco conferencias dictadas en su sede. De entre ellas, me voy a fijar en dos dada su solvencia y su proximidad a mi preocupación por los límites del crecimiento.


TÍTULO DE LA CONFERENCIA:

El futuro de la desigualdad. Una perspectiva histórica (conferencia en inglés)

CONFERENCIANTE:

Jeffrey Gale Williamson, profesor emérito de la Harvard University, EE.UU.


     Hace historia de las desigualdades sociales desde el Imperio Romano hasta nuestros días para poder analizar mejor lo que acontece en estos y así aventurar una visión de futuro.

Yo voy a poner entre paréntesis la historia para situarme en los tiempos que corren. Cuando el profesor Williamson habla de desigualdades no divaga como los demagogos; las cuantifica de acuerdo con el coeficiente de Gini. Por eso vamos a ver en primer lugar en qué consiste éste.

Gini (1912) fue un economista que, siguiendo los pasos de Pareto (1906; su cuantificación 80/20: el 80% de los efectos están producidos por el 20% de las causas -por ejemplo, el 80% de las ventas van a parar al 20% de los clientes-) y, utilizando la curva de Lorenz (OUR, Figs. 1 y 2) definió así su coeficiente:

G = A / (A + B)













En la Fig.1:

-     Las ordenadas representan porcentajes de los ingresos totales que se producen en un país.

-     Las abscisas son los porcentajes de las familias existentes en el país.

-     La diagonal OR es la recta de la perfecta igualdad. Su punto S, p.e, indica que el 60% de las familias recibe el 60% de los ingresos producidos en el país, y así sucesivamente.

-     Obtenemos la línea de la perfecta desigualdad cuando sustituimos la diagonal OR por una cadena anclada en O y con longitud suficiente por encima de R: descolgándose esta cadena desde ese punto R a manera de catenaria, puede ir tomando distintas posiciones hasta llegar a adoptar la situación RTO: el límite de la máxima desigualdad.

En ese caso, ninguna familia percibirá nada, y todo, el 100%, será absorbido por “alguien”. Es decir, hay un “alguien” que no es una familia-institución que arrambla con todo. El profesor Williamson dice, cuando hace historia, que lo mismo da que se trate del Rey y su corte, o de Robert Mugabe y su familia.

Y se queda corto porque, en la misma línea puede estar el propio Estado que lo absorba todo sin revertir nada a las familias en forma de beneficios sociales. En todo caso, el Estado les cuesta mucho, seguramente demasiado, a las familias; lo que habría que ver es si ese coste es el justo.

-     Lo más probable, sin embargo, es que no se den las situaciones de igualdad perfecta o de desigualdad absoluta. La situación real en el caso de una sociedad concreta puede ser, p.e, y una vez medida, la representada por la curva OUR. Ya se ocupará aquel “alguien” (la greedy elite, dice el profesor Williamson -las codiciosas élites-) de tensar o aflojar la cadena para que la gente disponga, al menos, del mínimo para subsistir. Saben esas élites que sin cierto grado de subsistencia el sistema no sobrevive y, por tanto, ellas tampoco.

-     En estas condiciones, y para una sociedad OUR, vamos a calcular G, el coeficiente Gini (Fig.2). Simplificando, para facilitar un cálculo aproximado, sustituiremos las dos líneas curvas OU y UR por sus correspondientes segmentos. Así será:














A = OUS + USR = ½ [20 (60 + 40)] = 1000

B = ORT – A = ½ (100 × 100) – 1000 = 4000

Recordando que G = A / (A + B), será

G = 1000 / 5000 = 0,2

También se ve que cuando A tiende a cero, G tiende a cero (máxima igualdad).

Y que si B tiende a cero (desigualdad absoluta), G tiende a 1.

El profesor Williamson calcula en su conferencia el valor de los coeficientes Gini en estas dos condiciones: la real y la que se daría si la élite absorbiera todo el exceso de ingresos por encima de la subsistencia. La relación de esos dos coeficientes es lo que él llama “coeficiente de extracción”. A continuación estudia este último en relación con el desarrollo de diferentes países de la OCDE.

QUIÉN hay detrás

QUÉ hay detrás

INICIO

                                     

                                                                                                                                     SIGUIENTE

PAG. 1 / 2


    Pgs.  1    2